Nuestro propio soundtrack

Hay cosas que se olvidan. Muchas, sin duda. Sin embargo, otras nos acompañarán toda la vida. Éste es el caso de la música, que con sólo cerrar los ojos puede hacernos recordar momentos pasados que están ahí, en nuestra “vidaudioteca” interna. Para mí eso es un buen soundtrack.

Para ejemplo el siguiente. Hace 10 años salió un disco que me emocionó mucho (Turn on the Bright Lights de los neoyorkinos Interpol). Hoy, una década después, lo sigo disfrutando muchísimo y me golpean recuerdos formidables.

Además, ¿a poco no estaba poca madre el estilo y concepto de los chavales?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s