Todo lo que pasa en un parpadeo

infographic_internet_minute

Anuncios

Recordando el lejano 2012

Hace más de cinco meses que vivo en 2013. No importa. Cuando algo vale la pena retomarlo es mejor hacerlo que dejarlo perderse en el olvido.

Encontré en Pinterest un gráfico fantástico de las tendencias sociales en 2012. Aunque está muy enfocado en EU, permite dejar constancia de “en qué andábamos” durante el año de las Olimpiadas de Londres y de la reelección de Barack Obama.

Siempre he sido fan de este tipo de trabajos y documentos (tipo almanaque) que pueden ser revisados años después, y ver qué cambió y qué realmente marcó una tendencia.

Redes sociales y tendencias 2012

Un vistazo al 2012

“Checa mi Twitter y sabrás quién soy”

No importa tanto cuántos amigos tengas, pero sí qué dices en Twitter. Ni tampoco cuántos qué digas, sino cómo lo digas.

Hoy en día los empleadores califican cada vez más a los prospectos con base en sus redes sociales y su presentación-actitud. ¿Legal? Quizá no. ¿Filtro de selección? Sin duda.

Redes es clave para el desarrollo profesional (Twitter, Faccebook, Pinteres)

Redes es clave para el desarrollo profesional (Twitter, Faccebook, Pinteres)

El nuevo fracaso de Google

La tecnología que se planea hoy se posicionará en los próximos dos años. Eso lo he pensado desde hace tiempo que he vivido de cerca la era digital. Y los ejemplos de lo anterior sobran.

Recordemos el caso Nokia. Hace sólo tres años, el gigante de la telefonía tenía casi la mitad del mercado mundial. Sin embargo, justo en ese momento se hablaba del hundimiento del ‘Titanic de Finlandia’. (Sonaba extraño que se hablara de tales problemas cuando tenía la mitad del mercado. Pero la realidad de ese momento era el futuro de los próximos años.)

Hoy la historia todos la conocemos. Nokia sufrió un golpe durísimo que le costó empleos, caídas bursátiles y pérdida de  consumidores. Sin embargo, ha mostrado que puede cambiarse de piel y hoy comienza a luchar por parte de la rebanada del pastel que hasta hace poco le pertenecía.

Pues bien, hoy el golpe a la mandíbula es para Google y su red social ‘Plus‘. Para decirlo en su propio lenguaje ‘nadie lo Googlea’.

El nuevo fracaso de Google

El fracaso llega por diversos lados, pero destaca uno que he escuchado con frecuencia: el usuario no lo entiende. El consumidor digital no sabe lo que Google le trata de decir con su social product. Y para muestra un botón. Navegando en Mashable (que ahí sí que los usuarios saben de tecnología) me encontré con una nota que me llamó la atención. Sin embargo, lo que terminó realmente llamando mi atención fue el duelo de botones de Share. En ellos Google Plus sumaba ¡sólo 1 click!, ante casi 850 de Twitter y 67 Likes de Facebook. El comparativo es aplastante.

Hoy Google goza aún del prestigio del consumidor. Sin embargo, internet se mueve demasiado rápido y lo que hoy es cool mañana podría ser old fashion.

Una cosa parece ser segura en innovación digital: el futuro cercano será social e integrado, y si Google suma dos fracasos seguidos en este ring (Buzz y Plus), deben comenzar a sonar las campanas de alerta en Silicon Valley, pues se ven nubarrones y tormenta a la vista.